Skip to main content

Lo primero que piensan la mayoría de personas que se plantean adentrarse de los nómadas digitales; es sobre cuáles son los beneficios del trabajo remoto una alternativa muy buena para trabajar..

Y es normal que te lo preguntes, quizás hasta hace muy poco nunca se te había pasado por la cabeza, que podías ganarte la vida o conseguir ingresos extra para finales de mes sin tener que salir de tu casa y sin estar 8 horas encerrado en una oficina.

O quizás también le tienes un poco de temor a esta idea por el confinamiento. Probablemente, te llamaban todos los días para molestarte y te obligaban a cumplir un horario conectado a una aplicación, a pesar de que ya habías completado todas tus tareas.

Dicho esto, es menester aclarar que la tipología del trabajo virtual para la que eres formado en la Academia no tiene nada que ver con lo anteriormente expuesto.

No se trata de hacer exactamente el mismo trabajo que hacías en tu oficina desde casa. Es un mundo totalmente diferente, en el que puedes trabajar de forma independiente, sin jefes, sin rendirle cuentas a nadie, decidiendo cuánto cobrar y con los horarios que tú decidas tener.

De hecho, en el apartado de opiniones de la página de la Academia de Trabajo Virtual puedes ver los testimonios de los alumnos. Allí ellos hablan de las ventajas que les ha ofrecido esta modalidad de trabajo y cómo les ha cambiado su vida.

Pero si no tienes mucho tiempo para leer todos estos comentarios, aquí te dejo las 10 ventajas principales que toda persona disfruta del trabajo virtual.

1. Trabaja para empresas extranjeras sin tener que emigrar.

Una de las grandes ventajas del trabajo virtual, para quienes vivimos en Latinoamérica, es la posibilidad de trabajar con empresas de países económicamente estables como Estados Unidos o España, sin la necesidad de emigrar o solicitar un visado especial.

Tanto en Estados Unidos como en España, el salario mínimo es hasta seis veces más alto que el sueldo mínimo que puedes percibir en cualquier país de Latinoamérica.

Con esto, tendrás la oportunidad de doblar o triplicar tu actual salario mensual, como la mayoría de los alumnos de la Academia.

2. El trabajo virtual está en pleno crecimiento.

Contrario a lo que se cree, el trabajo virtual no es una faceta que solo surgió por las complicaciones de la pandemia. Es el nuevo paradigma laboral que llegó para reemplazar el modelo laboral clásico con todas sus ventajas,

Un estudio de Harvard Business School arroja que el 60% de las empresas ya han utilizado las plataformas de trabajo virtual como Upwork o Freelancer, al menos una vez, para contratar a un trabajador remoto.

Además, según la consultora McKenzie el 97% de las empresas de Estados Unidos ya tienen pensado contratar profesionales que trabajen en remoto en el futuro cercano.

Se estima que para 2027 los trabajadores independientes online superarán a la flota de trabajadores presenciales a nivel mundial. Por ende, mientras más rápido entres a este mundo, más tiempo tendrás de aprovechar todas sus ventajas.

3. La flexibilidad de los horarios.

En el trabajo virtual, salvo algunos casos puntuales, eres tú el que decide cuántas horas trabajar y a qué horas del día trabajar.

Esto significa que tendrás la potestad de trabajar cuando tus niños están en el colegio o aprovechar esas horas de madrugada en las que te sientes más productivo.

Además, podrás disfrutar más de la maternidad o paternidad. Ya no te perderás el crecimiento de tus niños por tener que estar metido todo el día en una oficina.

Y por si fuera poco, también te queda tiempo para hacer otras actividades como ir al gimnasio, asistir a clases de baile o simplemente salir por allí con tus amigos. Y lo mejor de todo, ganando más dinero que antes.

4. Trabaja sin importar tu edad, experiencia o título académico.

La vida nos ha acostumbrado a que las puertas del mercado laboral se cierran si ya cumpliste una cierta edad o si no tuviste la oportunidad de estudiar una carrera profesional.

Otra de las grandes ventajas del trabajo virtual es que no necesitas tener experiencia ni estudios para comenzar a ganar dinero. Esto sirve y mucho para estudiantes que recién están comenzando su carrera y quieren ganar dinero extra, pero no son aceptados en ningún lado.

Asimismo, también hay trabajos bien remunerados para personas mayores. La edad ya no es más un impedimento para ser productivos y ganar dinero sin salir de casa.

En el mercado laboral de internet da igual si tienes 20 años o 60 años. Lo único que se valora es que tengas las habilidades necesarias para cumplir un puesto, más allá de si tienes estudios o experiencia. Lo que ya sabes hacer lo puedes rentabilizar.

5. Cobrarás en dólares o euros; una moneda sólida.

Al trabajar en internet con empresas extranjeras te aseguras ganar en una moneda sólida como el dólar o el euro. Una moneda que es notoriamente más fiable que el peso colombiano, el peso argentino o los soles peruanos.

Esto te sirve para combatir la creciente inflación e incluso aprovechar la ‘subida’ de dicha moneda en tu país. Al fin tu sueldo no perderá su valor.

6. Puedes diferenciar tus fuentes de ingresos.

Trabajar por internet te asegura diversificar tu flujo de dinero al identificar tus diferentes fuentes de ingresos. Con el trabajo presencial dependes de una sola nómina para todo el mes, en el trabajo virtual esto no es así.

Los expertos en economía aseguran que una de las mejoras formas de controlar tus finanzas es tener varias fuentes de ingresos. Esto te permitirá tener un colchón de varios clientes que te permitirá seguir adelante si uno de tus clientes decide no contar más con tus servicios.

Si haces las cosas bien, siempre tendrás distintos trabajos para nunca quedarte desempleado.

7. Evita el tráfico de las carreteras.

Por más obvia que quizás pueda parecer esta ventaja, es algo que se debe tomar en cuenta, sobre todo si vives en grandes ciudades.

Ciudades como Ciudad de México, Bogotá o Lima siempre están congestionadas y tienen mucho tránsito. Hay personas que tardan más de dos horas en llegar desde su domicilio a su trabajo.

Estas dos horas se transforman directamente en tiempo perdido. Con el trabajo virtual, este tiempo perdido podrás invertirlo para hacer cosas que realmente te gustan o en algo más productivo que estar sentado en un coche.

8. El trabajo virtual te da libertad para viajar.

El trabajador virtual tiene la libertad de irse a cualquier lugar del mundo cuando quiera sin tener que pedirle permiso a nadie.

Lo único que necesitas tener cubierto para viajar sin preocupaciones es un computador que te permita cumplir con tus deberes y una conexión a internet para mantenerte comunicado.

De resto, dile adiós a esas vacaciones limitadas de tan solo una semana en un solo año de las empresas tradicionales. En el trabajo virtual puedes darte tus vacaciones en el momento del año que más lo desees y cumplir tus sueños de viajar por todo el mundo.

9. Ahorras muchísimo dinero.

Trabajar desde casa te permite ahorrar muchísimo dinero, aunque no lo parezca. Y es que sacando cuentas fáciles, ya no tendrás que invertir tanto en gasolina, no tendrás que desplazarte todos los días en coche.

Del mismo modo, ya no será necesario comprarte un desayuno cerca de tu puesto de trabajo o tomar ese café que siempre comprabas antes de llegar. Ya por ahí vas sumando bastante dinero ahorrado.

Tampoco tendrás que gastar en ropa ni uniformes. Nadie va a ver lo que llevas puesto al trabajar en casa y te podrás vestir lo más cómodo posible.

Así que, como ves, sí que ahorras bastante dinero al entrar en el trabajo virtual.

10. El trabajo virtual reduce el estrés.

El estrés es una de las principales causas de enfermedades a nivel mundial y con el trabajo virtual podrás evitarlo y mucho. Y es que con solo evitar el tráfico de todos los días o los gritos de tu jefe atorrante ya disminuirá muchísimo tu cantidad de estrés por día.

No tendrás a nadie que te pregunte cada dos segundos cómo vas o que te asigne una tarea imprevista que debes terminar hoy sí o sí.

El trabajo virtual es mucho más organizado y menos caótico. Tienes un gran poder de decisión para protegerte siempre de trabajos demasiado exigentes y que te vayan a consumir demasiado de tu energía.

Por lo tanto, con los trabajos en línea estarás más tranquilo y sentirás menos presión al trabajar. A menor estrés, vives una mejor vida.


Muchísimas gracias por haber llegado al final del artículo. Si te ha gustado este post te recomiendo visitar el blog de la Academia de Trabajo Virtual.

Allí encontrarás todo tipo de información referente al trabajo en línea y cómo ganarse la vida sin salir de casa.

¡Nos vemos en el siguiente artículo!

2 Comments

Leave a Reply