Trabajo remotoVida productiva

El método japonés para combatir la improductividad en el trabajo remoto

By 20 de septiembre de 2022 No Comments

La improductividad es uno de los males que puede afectar a toda persona que tenga un trabajo remoto, pues existen muchas distracciones en la vida diaria que pueden alejarte de tu estado más grande de concentración.

Combatir la procrastinación y sacar tu lado más productivo es sumamente importante si quieres ser lo más prolífico puedas día tras día; pero esto es algo que, lamentablemente, a muchas personas se les complica.

Pero tranquilo, en este post te contaremos de un curioso método que se ingeniaron en Japón para hacer de la productividad un proceso más dinámico.

Además, es una especie de forma de ‘obligar‘ a tu mente a concentrarse y entregar el trabajo que tienes pendiente a tiempo.

Y, claro está, también sirve para abandonar las cuatro paredes de tu casa y trabajar en un nuevo entorno en el que puedas cruzar palabra con otras personas y simplemente cambiar de aires busca de motivación.

Pero que ya me he extendido mucho, comencemos con el artículo que hablará del The Manuscript Writing Café de Tokio, Japón.

Una idea visionaria y original.

Los cafés temáticos son una moda que se ha venido instaurando en Japón desde hace varios años, ya sea con locales destinados a los fans del anime, de la tecnología, de los gatos; o de cualquier otra cosa que pueda ser rentable para los dueños.

Sin embargo, en el distrito de Koenji se ha fundado el The Manuscript Writing Café, un café diseñado para los freelancers y el trabajo remoto.

Dentro del café solo caben unas aproximadas 10-12 personas y es un lugar sumamente acogedor, con el ambiente perfecto para trabajar sin distracciones.

Por supuesto, el sitio ofrece a sus visitantes lo que necesitan para su trabajo remoto; desde conexión Wifi a alta velocidad, puertos de corriente para cargar su laptop y una amplia variedad de cafés que te ayuden a concentrarte.

Eso sí, la dinámica con la que funciona este café es muy curiosa, porque al entrar debes atenerte a ciertas normas que deberás cumplir para que te permitan salir del establecimiento.

Solo ingresa quien tenga trabajo remoto pendiente.

Lo primero que resalta de las normas de admisión del local es que toda persona que quiera ingresar debe justificar que tiene una deadline de un trabajo que cumplir.

Es decir, al momento de ingresar, debes mostrar alguna prueba de que tienes algún proyecto o milestone que terminar en plataformas como Upwork o Fiverr.

Una vez hayas demostrado eso, podrás ubicarte en una de las mesas y comenzar con tu jornada; algo así como si hubieras regresado a la escuela.

El personal supervisa tus progresos cada cierto tiempo.

¿Es que creías que era cuestión de sentarte a trabajar y ya está? Pues no, el personal del café también se encarga de velar para que los males de la procrastinación no afecten a sus clientes.

Por ello, el gerente u otro trabajador se acerca a los clientes aproximadamente cada hora para preguntar sobre los progresos alcanzados.

Dependiendo del nivel de tus progresos, el llamado de atención puede ser leve, medio o fuerte; siempre pensando en sacar del letargo al teletrabajador.

Y es que parece muy sencillo, pero esta clase de preguntas hace que nos volvamos a conectar al trabajo si sufrimos alguna distracción.

Del mismo modo, sentir que hay alguien pendiente de tus progresos es una especie de muestra de apoyo que puede ser muy positiva sobre todo si tus ánimos no están en su punto más alto.

El dueño del café lo tiene claro, no solamente se trata de servir bebidas exquisitas y tener un ambiente idóneo para el trabajo remoto.

También es necesario estar pendiente de los avances de los clientes y motivarlos a trabajar; que es la principal finalidad del sitio.

Así que sí, no solo estarás en el ambiente perfecto trabajar, también tendrás a alguien motivándote para sacar lo mejor de ti.

Quien no haya terminado su trabajo, no sale del local.

Esta es la regla quizás más curiosa del café, que establece que quien no haya cumplido con el trabajo descrito al ingresar, no puede irse.

Por supuesto, esto es una ‘regla’ que no se toma al pie de la letra al 100% de los casos por razones obvias; pero sin dudas impulsa a trabajar a los que ingresan con la idea de que tienen que cumplir una misión dentro de un determinado tiempo.

Y es que esto es real, a algunas personas el sentido de la urgencia y trabajar bajo cierta presión les hace sacar lo mejor de sí; y sentir que no podrás salir de un sitio si no terminas con tu trabajo les puede dar motivación extra para trabajar.

Además, te hace ver la libertad como algo añorado y más tangible; pues al terminar podrás ser libre de hacer lo que quieras al salir.

Para confirmar la realización de tu trabajo, deberás mostrarle al gerente que has conseguido la cantidad de palabras requerida por el proyecto; ya que es un café que se enfoca directamente en los redactores.

Una vez hecho esto, recibirás una felicitación por haber completado satisfactoriamente tu jornada de trabajo remoto y se te permitirá salir del establecimiento.

La concentración grupal, clave en la productividad del teletrabajo.

Una de las cosas que más resaltan los clientes del café es la importancia de sentirse en un sitio en el que todos reman hacia el mismo sentido.

Ese apoyo tácito que sientes al ver que no estás solo en el mundo y que muchas otras personas tienen trabajos similares al tuyo puede ayudar a salir adelante en momentos complicados.

Además, siempre viene bien una charla casual con alguna otra persona para hacer que el trabajo no sea algo monótono, sino que también pueda provocar situaciones impredecibles.

Se trata también de salir un poco de la rutina y darle un lavado de cara a tus horas laborales, verlas de otro modo y sentir que no es lo mismo de siempre todos los días.

No estamos en Japón, pero igual puedes aplicar algunas normas.

Lo mejor de este novedoso concepto del The Manuscript Writing Café es que puede extrapolarse a Latinoamérica con un poquito de ingenio.

Y es que sí, este tipo de cafés temáticos no se ven en muchas ciudades del continente; pero sí que hay sitios que te dejan llevar tu laptop y trabajar mientras te tomas un café.

La idea es que tú mismo te pongas tu tiempo límite que no te permite abandonar el local antes de terminar el proyecto de ese día.

Establece una meta de una cierta cantidad de palabras que escribirás durante tu estancia en el café, con un tiempo límite que te haga ser productivo.

Por supuesto, debes asegurarte de elegir un lugar tranquilo en el que puedas concentrarte, con un ambiente relajado y sin situaciones que puedan distraerse.

Lo mejor del trabajo remoto es trabajar desde casa, pero también a veces es necesario cambiar de aires para que no se torne aburrido y repetitivo.

Atrévete a utilizar este método en tu café favorito, saca con tus propios medios la productividad que llevas dentro y conviértete en un mejor trabajador.

El ingenio y la convicción son dos cualidades que todo trabajador remoto debe tener; y con este tipo de iniciativas creéme que mejorarás mucho tu creatividad.


Muchísimas gracias por haber llegado hasta aquí, si te ha gustado el contenido de este post te recomendamos que te des una visita por nuestro blog.

Allí encontrarás información relevante al trabajo virtual y cómo ganarte la vida sin la necesidad de salir de casa; con mejores sueldos que en los trabajos tradicionales y con la posibilidad de estar cerca de tu familia y seres queridos.

Desde la Academia de Trabajo Virtual organizamos un curso online 100% gratuito donde compartimos las claves para poder generar hasta 1.000 USD mensuales trabajando desde remoto para empresas de Europa y Estados Unidos. ¿Quieres asistir?

¡Déjanos tu email aquí y te avisaremos en cuanto empiece la siguiente edición!

Leave a Reply